La consultora no se caracteriza por tener una actividad científica en sentido estricto, más bien articula en forma permanente conceptos surgentes de investigaciones tradicionales y de configuraciones empíricas más cercanas a la vida corriente de diversas instituciones; quizá la descripción más cercana a dicho perfil sea la referencia de Peter Senge (La quinta disciplina. Granica. 1992) en tanto “senda de desarrollo para adquirir ciertas aptitudes o competencias”.

Asi, los tópicos han surgido desde la diversidad (tiempo, espacio, ideas), posicionándose como puntos de partida para orbitar las variables de cada nuevo caso que, a la vez, aportará su singular material. Algunos de estos ejes se presentan a continuación; el orden aleatorio obedece a que, según los casos a tratar, pueden tomar distinta funcionalidad.