España. “Aunque no son más que una gota en un océano, lo verde va calando en el comprador. Hay un grupo de consumidores para el que adquirir una mesa o una silla significa algo más. Buscan muebles ecológicos… A simple vista no tienen por qué ser distintos a los elaborados de forma convencional, pero realmente lo son porque todo su proceso de fabricación, desde la obtención de la materia prima hasta el embalaje y el transporte, se realiza respetando al máximo el medio ambiente…” (www.elpais.com) Leer más…