“Son los superhéroes secretos de las empresas. Personas que desde el backstage tienen la responsabilidad de poner en práctica las estrategias de negocio diseñadas desde la cúpula directiva. Se mueven a caballo entre el cielo y la tierra, funcionando como intermediarios entre los ejecutivos de una organización y los empleados. Se encargan de transmitir las directrices y ejecutar los cambios. Son responsables de que se cumplan los objetivos en los plazos estipulados, rindiendo cuentas a las altas esferas. Y por último han de garantizar la motivación de sus subordinados y ayudarles a mantenerse enfocados en sus tareas…” (http://blog.talentier.com) Leer más…