imagen-sin-titulo“Tu primer teléfono inteligente, tu antiguo ordenador o aquella tableta que ya no utilizas pueden tener una segunda vida y serte más que útiles. La clave está en darles un nuevo uso. Algo sencillo, para que sea asequible en un viejo sistema operativo, y que no requiera mucha memoria. Renunciar al ‘multitasking’ puede merecer la pena…” (www.elconfidencial.com)
Leer más…