Dos formas de conectar para desconectar

El mindfulness es una práctica que consiste en dedicar atención plena al momento presente. Sus practicantes resuelven más eficazmente los problemas, afirma la psicóloga y escritora Alejandra Vallejo-Nágera, maestra de mindfulness en hospitales, centros educativos y empresas. «Son innumerables los estudios científicos que confirman que favorece la neuroplasticidad y la salud emocional».

Por su parte, el yoga se utiliza cada vez más en entornos clínicos para una variedad de problemas de salud mental y física, en particular enfermedades y preocupaciones relacionadas con el estrés, y ha demostrado eficacia prometedora.
yoga

Entre sus efectos, se sabe que afecta al metabolismo de las grasas y la pérdida de peso. Según el doctor Ángel Durántez, director médico de Neolife, mejora hasta un 36% la sensibilidad a la leptina y a la insulina, reduciendo su resistencia a esta última, que se asocia con sobrepeso o diabetes.

Fuente: ABC.es